Su Firma
Obra póstuma de
EDUARDO SORIANO
Eduardo Soriano
El Artista y su trayectoria

Eduardo Soriano, artista de reconocido prestigio, nació en Madrid (España) en 1941 y murió en esta misma ciudad en 2007.
Comenzó sus actividades escultóricas muy joven, en el taller familiar, donde aprendió las técnicas de la talla en madera y en piedra. Más tarde ingresó en Bellas Artes, compaginando sus estudios con oficios relacionados con el trabajo artístico, lo que le permitió conocer y dominar diferentes procesos técnicos: modelado, talla, vaciado, fundición etc.
Insatisfecho con todo este aprendizaje, en 1966 se traslada a París y trabaja como modelista en algunas de las más relevantes Fundiciones Artísticas del momento: Susse Fondeur 7 (Arcueil), Blanchet et Cia. (Bagnolet), Ets. Valsuani & Fils (Bagneux), etc. Allí amplía y perfecciona sus conocimientos sobre las milenarias técnicas de Fundición en Bronce a la cera perdida y tiene la oportunidad de trabajar en la Obra de los grandes maestros: Rodin, Zadkine, Henry Moore, Giacometti, etc.
En 1974 regresa a Madrid (España), crea su propio Taller de
Fundición y elige definitivamente el Bronce como materia prima para su Obra.
Embrujado por la nobleza de este metal y la multiplicidad de sus posibilidades plásticas, utiliza este elemento para fundir en un mismo crisol el espíritu del hombre y la naturaleza de la materia.
Artista ansioso por transmitir a los demás su percepción de la realidad, reflejó en toda su comprometida producción la exquisita sensibilidad que afloraba de sus prodigiosas manos.
Realizó importantes Exposiciones individuales y colectivas en Madrid (España), Nueva York, París, Bruselas, Panamá, etc.
Eduardo Soriano fue sobre todo un Escultor de vanguardia que nunca quiso ceñirse a un estilo concreto ni encasillarse en una determinada tendencia. Siempre fue consciente de que eso frenaría su inspiración y destruiría su trabajo creativo.
Aunque una buena parte de su labor artística estuvo dedicada al caballo, animal al que admiraba por su belleza y nobleza, sus trabajos más interesantes y representativos, aunque quizá también más desconocidos, son sin duda sus Obras vanguardistas que exploran nuevos formatos estéticos y ahondan en un existencialismo asfixiante.


"Con su mente siempre abierta a la exploración y a la búsqueda de un conocimiento técnico que enriquezca su vocabulario estético, mezcla la Imaginación con el Arte, la aventura con el sentimiento, la exploración estética con la belleza, las masas voluminosas con las formas delicadas y frágiles, las estructuras rugosas con las superficies pulidas".
Georges Koras
Catedrático de Arte de la Universidad de Stony Brook - Nueva York


"Navegando entre lo clásico y lo vanguardista, Eduardo Soriano funde el bronce para, en una explosión de locura, convertir la masa humeante en algo hermoso, que solo le falta hablar para decir que está vivo ".
R.L. Torrente-Legazpi
Servicios especiales de la Agencia E.F.E.


"Este inquieto y diversiforme Escultor, mezcla de expresionismo y surrealismo, hace gala de una gran formación técnica..... Su grandioso saber artesano y su hondo sentido de lo decotrativo y de la fuerza expresiva, se han conjugado para conseguir las más sugestivas composiciones.... que nos demuestran que Soriano tiene el temperamento, la inteligencia, la tenacidad indomable y la imaginación perpetuamente despierta.".
Francisco Zueras
Crítico de Arte


"Al contemplar la Obra de Soriano se tiene la sensación de estar en una esposición colectiva por lo multiforme de sus esculturas, todas ellas con el sello de lo magistral".
Walter Scholenberg
Profesor de Historia del Arte


"Una escultura es transformar una materia inerte en un Universo vivo. Eso es lo que hace Soriano".
Milton Jones
Periodista


"Hay formas en el fascinante mundo de Soriano que parecen sublevarse contra su propio creador...... Las formas se esconden, se descubren y vuelven a desaparecer en un prodigioso alarde de prestidigitación estética.....".
Alvaro Santamaría
Redactor Jefe de los Servicios especiales de la Agencia E.F.E.


"...Sus Obras tienen la atracción sugestiva de lo clásico que tiende a allanar caminos del futuro. No margina la expresión funcional de las imágenes, pero explora en la visión oculta, la que suele estar detrás de un biombo, de un vestido, de una piel,..... El Escultor urga en los entresijos del cerebro y de la mente y saca de ellos chispeantes partículas de fantasía hasta conseguir, gracias a su voluntad creadora, esa Obra que trasciende de lo clásico a lo moderno..... El fuego y el bronce son para él amor y vida y se vale de ellos para crear figuras, formas, brotes de poesía y visiones espectaculares que nos lleva a reflexionar en realidades exteriores e interiores, sobre todo en esas figuras que se mueven en libertad armoniosa y rítmica como las que se abren para mostrar que existen vida y mundos interiores......".
Juan Latino
Crítico de Arte


"...ese conjunto apretado de formas erizadas, suaves, chorreantes. Por ellas pasó el ácido de los tiempos que todo lo corroe y la caricia leve de una mano femenina que lima asperezas.......esos juguetes imposibles de niño grande, de malabaristas, sorpresas de circo, pobladas en su interior de figurillas o gestos tiernos ó eróticos, de perfiles apenas insinuados...... y todo esto, que solo es parte de la Obra de Eduardo Soriano, de su contemplación íntima y callada de la vida y de las cosas, sin dejarse aprisionar demasiado por ellas, pero sintiéndolas sincera y auténticamente en todo su ser, como esa gran escultura suya que se abre repleta de sueños y de maquinismo: La VIDA".
Cristobal Toledo
Pintor, Escultor y Poeta
↑ Subir arriba
© Cristina Soriano Sánchez.  Todos los derechos reservados  -  2011
Enlaces de interés: